AprendizajeTips para mamá

Retos que trae consigo el nuevo sistema de educación híbrido

Estamos a menos de una semana para el regreso a clases y siendo sincera aún siento algo de incertidumbre con respecto a la dinámica que se llevará a cabo en la escuela de mis hijos, pero todo indica que se manejará el famoso sistema híbrido en el cual unos días irán de forma presencial y otros las clases serán virtuales. 

El que se implemente este sistema responde al miedo que muchos padres de familia, como tú y yo, tenemos de que nuestros hijos se puedan contagiar en el salón de clases. 

A continuación, te comparto lo que se está manejando con respecto a este tema y cómo es que se planea llevar a cabo este sistema.

Dinámica híbrida y sus retos

Para este ciclo escolar lo que se está planteando es que las clases se lleven tanto de forma presencial como en línea, con el objetivo de que los chicos no estén todos en un salón y se pueda tener la sana distancia. Por lo que nos explicaron en el colegio la mitad del grupo estará en casa mientras la otra asiste al colegio. 

Para llevar a cabo este modelo, la SEP ha presentado dos escenarios, de los cuales te platico a continuación para que también los conozcas. 

El primero contempla el dividir los salones en dos grupos que se estarían alternando la asistencia presencial.

El segundo escenario contempla la posibilidad de que haya padres que decidan que sus hijos tomen clases en la escuela y otros prefieran que se encuentren en casa.

En este caso el Grupo A estaría formado por los alumnos que sí asistirían de forma presencial e irían los lunes y miércoles, y los viernes solo irían los que necesitan reforzar algún tema. Por otro lado, el Grupo B se mantendría tomando clases vía remota todo el ciclo. 

Ahora, algo que no he visto y que no me queda muy claro es si las escuelas pueden optar por uno u otro escenario o si se decidirá a la mera hora. 

Lo que sí es seguro es que para este periodo de agosto a diciembre, la asistencia no es obligatoria, por lo que si decides que no vayan y corran el riesgo de contagiarse, ellos seguirán teniendo la oportunidad de presentar exámenes y pasar de grado.  

En lo personal, me parece que ambos escenarios traen consigo grandes retos. 

El primero siendo el cambio de dinámica dentro de las aulas para nuestros hijos, pues de pasar de un modelo 100% presencial a un totalmente digital y ahora se les pide a los profesores que tengan la habilidad de manejar tanto a los alumnos en el salón de clases como los que están desde casa.

Tanto profesores como nuestros pequeños tendrán que acostumbrarse a convivir de esta forma e implementar nuevos sistemas de participación que involucren a ambos grupos y mantener un ambiente equilibrado que tenga como resultado un grupo integrado.

Como padres de familia, la verdad es que tampoco estamos exentos de los retos, ya que, dependiendo de la escuela y de la decisión que cada uno tomemos, será la forma en que cambiemos nuestra rutina.

Cumplir con los horarios de entrada y salida del colegio e incorporarlos al horario laboral, además de seguir fungiendo como un guía en los días que no le toque ir al colegio, es uno de los escenarios a los que nos enfrentamos y al que nos tocará acostumbrarnos. 

Protocolo para el regreso a clases

El regreso a clases no solo viene con nuevo sistema, también lo hace con nuevos protocolos de salud para que estemos tranquilos de que estarán protegidos.

Las principales normas que aparecen en el reglamento son una que ya tenemos muy presentes en casa: el uso de cubrebocas en todo momento, guardar la sana distancia, uso del gel antibacterial y el lavado constante de manos.

Siempre que tenemos que salir llevamos a cabo estas 4 reglas de oro, al punto que el más pequeño de mis hijos ve que se me está olvidando el gel o el cubrebocas enseguida me dice “mamá estás olvidando tu cubrebocas”. 

Sumado a las reglas de oro (como yo las llamo), en la escuela tendrán unos filtros en las entradas, con el fin de detectar posibles casos de COVID. Me parece acertado, pero nosotros como papás también tenemos que estar alerta desde casa para asegurarnos, por lo que es bueno que estés monitoreando la temperatura y la oxigenación. 

Además, el colegio se compromete a tener sanitizados los espacios comunes como los salones o las oficinas, además de tener vacunado a sus profesores.

Sin duda alguna, este regreso a clases está lleno de incertidumbre, grandes retos y una carga emocional importante, desde los profesores hasta los alumnos, por lo que será de importante estar al pendiente de la salud mental, emocional y física de todos, para después hacer una evaluación completa al final del año escolar.

También te puede interesar

1 Comment

  1. […] una discusión sobre si se debería continuar con el plan de regresar 100%  a los salones, quedarse en el sistema híbrido o regresar a las clases en […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Aprendizaje