Aprendizaje

¿Por qué llevar etimología en la escuela?

Cuando llevé la materia de etimologías, en su momento pensé que sería una más de relleno que de otra cosa, pero la verdad es que me sorprendí sobre lo que se puede aprender de la historia de las palabras. 

Es raro que una escuela incluya esta materia, pero deja que te comparta porque es importante que estuviera en todas las escuelas en esta nota. 

¿Qué es la etimología? 

Bueno, antes de comenzar con los beneficios que tiene la etimología, es bueno saber qué es y básicamente es el estudio del origen o la procedencia de las palabras, el cual explica su significado y su forma. Esta disciplina estudia el origen y la evolución a través del tiempo. 

Gracias a la etimología es que en la actualidad tenemos reglas ortográficas y gramaticales que nos permiten comunicarnos. Además, aunque no lo creas, esta rama de la lengua nos ayuda a comprender el origen de los idiomas, cómo se conectan y en qué se parecen unos a otros, como las lenguas romances o las anglosajonas. 

Beneficios de la etimología 

La ventaja más importante de estudiar etimologías es sin duda que nos permite expresarnos con mayor propiedad, y poder transmitir mejor un mensaje dependiendo del contexto en el que nos encontremos,  pero no es el único beneficio. 

El conocer el origen de las palabras aumenta la curiosidad de los chicos, evitando que se vuelvan pasivos y que jueguen con las palabras, haciendo que experimenten con la escritura. 

Asimismo, la etimología permite que los chicos amplíen su vocabulario y aprendan nuevos términos en latín y griego que siguen vigentes hasta nuestros días y que incluso son de uso del día a día, así como forman parte de carreras científicas y de derecho. 

El conocer el origen de las palabras que usamos, hace que nuestros hijos comprendan la riqueza que se oculta en nuestro idioma, además de la cultura y la historia que hay detrás.  Sin mencionar que facilita la comprensión de idiomas que provienen de la misma razón, mejorando su comprensión y las ganas de seguir aprendiendo.  

Como verás, el que los chicos aprendan etimologías desde la escuela tiene sus razones, más allá de rellenar una hora más de clases.

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Aprendizaje