Tips para mamá

¿Por qué hay niños hipraburridos?

Hace poco me quedé pensando “¿será que pasó suficiente tiempo con mis hijos?”, esto porque al llevar un emprendimiento desde casa a veces siento que no pongo el suficiente tiempo o no presto mucha atención a lo que me dicen mis hijos y me preocupa, ya que puede que los esté llevando al hiperaburrimiento y la soledad infantil.

Sí, es un efecto que pasa y que con el home office que, como el bullying, va en aumento y se debe a la falta de atención de los padres hacia los hijos. Te cuento de qué va esto. 

Efecto de los padres hiperocupados 

La soledad de los niños es una respuesta derivada de la hiperactividad que los padres sufren hoy en día y que hace que los niños se queden a solas con una pantalla para pasar el tiempo. 

Por este mismo motivo, en algunos casos la supervisión de los pequeños queda en un segundo o hasta tercer plano, lo que causa que no tengan límites ni que aprendan buenos hábitos para las siguientes etapas de su vida. 

Es fácil identificar a los niños hiperaburridos, ya que suelen ser los que no muestran ningún tipo de interés por jugar o por pasar el rato con otros niños de su edad o con la familia, a menos de que sea jugando videojuegos en línea, pues prefieren pasar su tiempo frente a una pantalla. 

A pesar de lo que se pensaría del home office, que sería una forma de pasar más tiempo con los hijos, la verdad es que la sobre exigencia del trabajo y el pasar más tiempo frente a las pantallas (de la computadora o el celular) ha hecho que la brecha en casa se haga más grande y los pequeños se sientan más solos, y es que esta soledad  va más allá de no compartir un espacio es el no poder compartir con alguien y el sentir que no son escuchados. 

Cabe resaltar que este sentimiento de estar solos puede ser la causa de estar oyendo constantemente las frases “ahora no”, “después, estoy ocupado”, “no tengo tiempo”que de repente, como padres, se nos salen sin pensar las consecuencias. 

A eso sumemos las redes sociales que dan esa sensación de cercanía con los que están lejos o con las personas que admiran nuestros hijos y que las pantallas a veces toman el rol de “niñeras”, cauda el escenario perfecto para que se sientan más aislados y que estén propensos a riesgos innecesarios al dejar de lado la interacción humana, las actividades al aire libre y el crea un vínculo familiar, empujándolos a una vida solitaria. 

 Efectos de la soledad infantil

El que dejemos que las actividades diarias nos consuman y dejemos de lado a nuestros hijos, tiene consecuencias más allá de la soledad, como pueden ser: 

  • Preferencia a interactuar con los demás a través de una pantalla por medio de los juegos de video, olvidándose de convivir. 
  • Tener poca tolerancia a la frustración, ser impacientes, incapaces de definir sus emociones, se vuelven propensos a la ansiedad, estrés y agresividad.

Además, tiene afectaciones a su salud física al pasar largas horas frente a la pantalla; tales son los casos de: 

  • Alteración del sueño por la alta exposición a la luz de los dispositivos.
  • Tendencia a la obesidad y sobrepeso por sedentarismos.
  • Bajo rendimiento escolar por la falta de interés en otras actividades. 

Para combatir que nuestros hijos caigan en este hiperaburrimiento, es importante que reorganicemos nuestras prioridades y que nuestros hijos sean la número uno. Pasemos más tiempo de calidad con ellos, ya sea jugando juegos de mesa, yendo por un helado, leyendo o haciendo cualquier actividad que se les venga a la cabeza, el chiste es pasar tiempo con ellos y escuchar todo lo que tiene para decirnos.

Además, al administrar nuestro tiempo, les enseñamos el valor de la organización, de las prioridades y la responsabilidad con nuestro ejemplo.  

Sin duda, los niños solos son la más triste consecuencia de la hiperactividad de los padres por cumplir con horarios imposibles y compromisos sociales impuestos por la cultura de la proactividad mal sana.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.