Aprendizaje

¿Por qué estudiar ciencias desde pequeños?

Hasta hace relativamente poco me di cuenta de que la materia de ciencias naturales que llevaba en primaria, y que ahora llevan mis hijos, es un pequeño compendio de las diferentes ciencias que luego se convertirán en parte de la currícula de secundaria y prepa: biología, física y química, además de un toque de botánica y geología (aún recuerdo mi catálogo de piedras), pero ¿por qué llevarla desde primaria?

Bueno, la respuesta es: para que tengamos un acercamiento con nuestro entorno, de este modo los niños entienden que es lo que nos rodea, y ahora que estoy pegando diferentes tipos de hojas con mi hijo para una tarea y mientras me pregunta sobre las diferentes plantas y flores. 

Pero deja que te cuente un poco más de porque es bueno de que estudien ciencias desde pequeños. 

Las ciencias en el desarrollo del conocimiento 

Como te he compartido en blogs anteriores, cuando hablamos de física o química, las ciencias nos ayudan a descubrir y entender nuestro entorno, cómo funciona, cómo se conectan ciertos elementos, entre otras cosas, por ello es que desde pequeños tengan sus primeros contactos con materias como ciencias naturales en primaria. 

Centrándonos en el conjunto que conforman las ciencias naturales (física, química, biología, botánica y geología) el que los pequeños aprendan un poco de cada una de las ciencias que estudian nuestro mundo ayuda a que  descubran que existen diferentes formas de comprender neustro entorno, desde las plantas que vemos, cómo se conforma la tierra hasta las diferentes especies con los que compartimos el planeta. 

Además, el tener un acercamiento con el mundo científico ayuda a que los chicos: 

Resolución de problemas: Ciencias como la física plantea ciertos problemas que estimulan la capacidad de análisis, observación y de síntesis, todas fundamentales dentro del desarrollo del pensamiento

Desarrollo del pensamiento crítico: De la mano del punto anterior, la ciencia estimula el pensamiento crítico, ya que por medio de esta se incita a los pequeños a investigar, hacer preguntas, hacer pruebas y cuestionar la información que tiene, así como los resultados al momento de experimentar. 

Amor por la naturaleza: Por materias relacionadas con la botánica o la biología, los chicos son capaces de comprender los cambios que está sufriendo el planeta por nuestras acciones, además de comprender la importancia de cada ser vivo que habita en el planeta. 

 

Para alentar el interés de nuestros pequeños en las ciencias podemos realizar varias actividades con ellos, como puede ser investigar sobre un tema en concreto como las constelaciones o cómo se forman los volcanes. 

También puedes comprar algunos juegos como los de química o para cocinar que alienten su curiosidad de una forma divertida para intentar descubrir diferentes fórmulas o porque es que la gelatina adquiere su consistencia. 

Por último, está la lectura, esta no solo ayuda a que se adentre en el mundo de las ciencias, sino que también amplía su vocabulario con nuevos términos y se adentra en la literatura del género

Así que, como puedes ver, que lleven la materia de ciencias naturales desde pequeños los lleva a conocer su entorno y desarrollar habilidades que necesitarán en su día a día. 

 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Aprendizaje