Aprendizaje

Mitos y realidades de la Revolución Mexicana

En la nota pasada te comentaba un poco de porque es tan importante estudiar y conocer la historia, tanto de nuestro país como de los demás, y justo este fin de semana se celebra un aniversario más de la Revolución Mexicana; por eso, hoy quiero compartir contigo algunos mitos y realidades sobre este hecho histórico.

Conociendo la Revolución

La historia de México se caracteriza por estar muy romantizada en los libros y en cómo se presenta en las clases, y la Revolución no es la excepción, podemos encontrar varios mitos que se han quedado en la mente de mucho.

Uno de estas historias es que a Zapata se le pinta como un campesino pobre, pero la realidad es que este personaje histórico no era para nada pobre, su familia tenía una buena posición económica y además se daba sus gustos con la comida francesa y el coñac.

Otro mito es el número de muertos que se menciona en los libros, que indican que fueron alrededor de un millón, pero la realidad es otra.

La realidad es que de ese número de muertes aproximadamente 500 mil fueron causadas por la influenza de 1818, por la hambruna y por otras enfermedades de la época, mientras que las verdaderamente relacionadas al combate no se acercan ni a las 100 mil.

Por otro lado, se menciona que todos los grupos revolucionarios se levantaron el 20 de noviembre de 1910, como se mencionaba en el Plan de San Luis firmado por Madero, pero la realidad es que el levantamiento fue lento, con el transcurso de los días fue que se fueron uniendo más personal al movimiento.

Unos datos que parecieran mitos, pero son totalmente ciertos son que Francisco I. Madero creía en el espiritismo y que tuvimos al presidente de más corta duración en la historia.

En el caso de Madero, es cierto que creía en el más allá y realizaba ceremonias espiritistas para consultar sus decisiones. Tal era su fe en esto que dejó varios escritos sobre el tema bajo un seudónimo.

Por otro lado, Pedro Lascurán Paredes duró en el cargo de presidente de la República tan solo 45 minutos, tiempo que transcurrió desde la renuncia de Madero a la sucesión de Victoriano Huerta para tomar el cargo.

Un bonus, Venustiano Carranza se veía a sí mismo como el nuevo Benito Juárez, por lo que todo lo que hacía o mencionaba los comparaba con lo que hubiera hecho Juárez en su lugar.

 

¿Conocías o habías oído hablar sobre algunos de estos mitos? Esta es una pequeña probadita de lo que hay en la historia de México y la Revolución para invitarte a conocer e investigar más sobre los hechos de nuestro país. 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Aprendizaje