Aprendizaje

¿Cuáles son los recursos renovables y no renovables?

Cuando hablamos sobre las energías renovables y sobre el cuidado del medio ambiente, mencionaba los recursos renovables y no renovables, por lo que en esta es ocasión es momento de hablar de lo que son y para qué sirve conocer las diferencias entre unos y otros.  

Recursos renovables

Este tipo de recursos se encuentran en la naturaleza y, como su nombre lo indica, se pueden renovar o reproducir en un intervalo de tiempo determinado, ya sea igual o menor a su tiempo de consumo. 

Este tipo de recursos, por lo general, no causan un impacto negativo en el medio ambiente, durante su uso o explotación, esto siempre y cuando se respeten los tiempos de renovación.

Podemos decir que los recursos renovables son prácticamente ilimitados, como lo es la luz del sol o el viento, y por esta misma característica, no se necesita la intervención del ser humano 

Por otro lado, hay otros que necesitan de un tiempo para regenerarse para que lo podamos seguir usando, como pueden ser los bosques o los recursos del campo. 

Dentro de las principales características que hay que resaltar están:  

  • Se regeneran casi o más rápido de lo que se consumen.
  • Pueden requerir o no intervención humana para su generación.
  • Pueden encontrarse en cantidad ilimitada.
  • Su uso y/o producción es generalmente amigable con el ambiente.
  • En la mayoría de los casos, la obtención de energía a partir de estos recursos requiere de una elevada inversión económica inicial.
  • El comportamiento de algunos de estos recursos puede ser impredecible.

Recursos no renovables

Estos recursos los podemos describir como los que toman un largo tiempo en regenerarse o que existen de forma limitada en la naturaleza, siendo que el consumo en exceso pro parte del ser humano pueda agotar su existencia. 

Por lo que podemos decir que entre más se utilizan, más escaso se vuelven, debido a que no pueden regenerarse naturalmente a corto plazo.

Las características de estos recurso podemos listar las de la siguiente forma: 

  • No se regeneran o lo hacen lentamente.
  • Su ritmo de consumo es mayor que el de su regeneración.
  • Generalmente, es relativamente fácil obtenerlos.
  • Es posible obtener mucha energía de estos a un costo económico relativamente bajo.
  • Su uso y explotación tienen un impacto negativo en el ambiente.

Algunos ejemplos de este tiempo son los derivados del petróleo o la energía nuclear.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Más en Aprendizaje