Tips para mamá

Beneficios de la musicología

La música es un elemento que ya es parte nuestro día a día, a veces sin que nos demos cuenta; siempre está de fondo acompañándonos y, en algunos casos, enseñándonos. 

En blogs pasados te compartí la importancia que tiene y cuales son los beneficios que hay detrás aprender a tocar un instrumento, pero en la nota de hoy quiero contarte los beneficios que tiene la música a nivel educativo. 

¿Qué es la musicología?

En parte suena como una ciencia, pero la musicología es el estudio de la música en el ámbito académico, teórico y discursivo. Dentro de lo que se ha estudiado y determinado es que la música ayuda a desarrollar mejor el lenguaje, la imaginación e incluso a entender mejor las matemáticas. 

Investigaciones hechas por el Brain, Music, and Sound, en Canadá, han confirmado que escuchar música clásica ayuda a que el razonamiento especial de los niños mejore, lo que hace a la música una herramienta pedagógica de gran valor por su alcance formativo. 

Por otro lado, no es casualidad que en el kínder las maestras hagan uso de las canciones para enseñar ciertos conceptos o palabras en otro idioma, ya que mediante el canto los pequeños practican la audición, el lenguaje oral, la imaginación y la sensibilidad. 

Además, el rimar y tener una tonada hace más sencillo que la información se quede registrada en nuestro cerebros, también es una de las razones por la cuales el incluir canciones en los dibujos animados es algo muy común, pues hacen que el aprender sea divertido.

Por estos dos motivos, el cantar es una actividad que facilita el aprender otro idioma, pues a la vez de que los niños escuchan cómo se pronuncian las palabras, al mismo tiempo pueden imitar y así mejorar su dicción. 

Además, si sumamos la música con juegos, es una gran forma de fomentar la socialización entre los chicos y aprender nuevas conductas y valores. De hecho, los profesionales en pedagogía mencionan que en edades tempranas, es muy raro que los niños no se animen a cantar y participar en actividades de este tipo, por lo que si notas que tu pequeño no quiere participar en estas actividades puede que algo esté pasando. 

Así es como la música, a través de la musicología, es una gran herramienta para el aprendizaje, no solo en la escuela, sino también en casa y otros escenarios. 

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.